La PDI identificó hoy los restos desmembrados de un ciudadano boliviano que murió asesinado a puñaladas y posteriormente descuartizado por su cuñado en la ciudad de Calama.

El caso se conoció el pasado 5 de julio, cuando una persona encontró las bolsas con los restos ya segmentados de Ángel Porcel Ortega, de 25 años, en un depósito de basura clandestino de esa ciudad.

Los miembros de la brigada OS-9 de Carabineros lograron dar con parte de una huella dactilar de la víctima y con su posterior identificación.

Con esos datos, dieron también con la vivienda de Porcel Ortega, donde interrogaron a Hernán Gavia Carpachay, de 32 años, cuñado de la víctima, quien finalmente confesó que el había asesinado a la pareja de su hermana por éste le pegaba.

También reveló que lo descuartizó para ocultar los restos y evitar se arrestado.