Las ventas de viviendas nuevas en Santiago y sus alrededores crecieron un 31 % interanual en la primera mitad de este año, informó hoy la Cámara Chilena de la Construcción (CChC).

En el segundo trimestre, las ventas subieron un 20 % interanual, resultado de un incremento del 34 % en la venta de departamentos y del 16 % en la comercialización de casas, precisó la entidad gremial.

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la CChC, explicó al presentar los resultados que el sector inmobiliario se está recuperando paulatinamente después de las cifras negativas del año 2016.

“Hay una normalización de la actividad luego de las particularidades vividas por la industria en los años 2015 y 2016 y en el marco de una economía que crece muy lento”, dijo Hurtado.

La venta de viviendas en Santiago cayó el año pasado un 36 % después del incremento del 27 % que se registró en 2015. Ese año se anticiparon muchas compras para evitar el pago del IVA a la vivienda que se sumó con la reforma tributaria desde el 1 de enero de 2016.

“Si bien vemos una leve mejoría en algunos indicadores de corto y mediano plazo, no esperamos un cambio de tendencia relevante en los próximos meses dado, por ejemplo, que los consumidores ya llevan 36 meses consecutivos con expectativas pesimistas”, señaló Hurtado.

El ejecutivo recalcó además que los bancos mantienen las restricciones para la entrega de créditos hipotecarios.

Durante el segundo trimestre del año, los departamentos que más se vendieron fueron aquellos cuyo precio oscilaba entre 52 millones de pesos y 105 millones de pesos, que concentraron el 32 % de todas las ventas.

Según la entidad, en el trimestre móvil abril-junio el precio de las viviendas registró un alza anual del 2,1 %.