La extrella de la NFL, O.J. Simpson, de 70 años, saldrá en libertad condicional luego de pasarse casi una década en la cárcel tras ser condenado por robo a mano armada y secuestro en 2008.

Simpson participó a través de una teleconferencia en la audiencia, que concluyó con un voto unánime a su favor, y que de esa manera reduce la pena inicial de 33 años.

Cita la agencia EFE que los integrantes de la Junta de Libertad Condicional de Nevada deliberaron durante cerca de media hora para informar posteriormente a Simpson, que desde el Centro Correccional de Lovelock les agradeció por su decisión.

Cabe recordar que el exdeportista había sido detenido y posteriormente condenado por robo y el secuestro de dos vendedores de memorabilia deportiva en la habituación de un hotel en Las Vegas (Nevada).

Simpson repasó en la audiencia todo lo sucedido el día del incidente y aseguró que ya está alejado del alcohol, que no ha tenido problemas en la prisión y que está listo para recuperar el tiempo perdido con sus cuatro hijos.

Años antes, específicamente en 1995, O.J. Simpson había sido protagonista de uno de los juicios más mediáticos de la historia cuando fue absuelto de cargos por la muerte de su exesposa Nicole Brown y un amigo de ella, Ronald Goldman.