Pablo Oporto, el comerciante que contó ante todo Chile sobre sus supuestos ajusticiamentos, cosa que resultó ser mentira, como destapó Sábado, habla con 24 Horas después de haber sido pillado en su tongo.

“A nosotros nos informaban, generalmente nos llamaban por teléfono, para decirnos que las personas habían fallecido. Yo no voy a investigar si la persona murió o no”, justifica el hombre que dijo haber matado a balazos a 12 delincuentes para defender a su familia.

Sin arrugarse en lo absoluto luego de que se descubriera que nada era verdad, Oporto sostiene que “asaltos con heridos o sin heridos, el tema es que la delincuencia si existe y sí somos víctimas todos de delincuencia”.

“Para mí no es algo de entristecerme que no haya muerto gente, al contrario, es algo que me pone feliz que las personas que resultaron heridas pudieron seguir con su vida normal”, cierra.

Según el reportaje de Sábado, lo que sí es verdad en la vida de Oporto es que masacró a unos cachorros y enfrentó causas por maltrato animal, porte ilegal de armas y violencia intrafamiliar.

Como se sabe, Chilevisión ayer se excusó públicamente por haber invitado a Oporto al programa “Aquí está Chile”, espacio en el que se encaró con la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, por el tema de la delincuencia.

“Nos equivocamos al no confirmar por cuenta propia las declaraciones de Pablo Oporto en diversos medios de comunicación”, dijo el canal privado, que además le ofreció disculpas a Sánchez “por haberla expuesto a una interacción con una persona cuya historia se funda en hechos falsos”.