Ricardo Sierra (28), el cuidador de autos que se ha ganado el respeto y admiración por parte de todos luego de devolver $700 mil pesos que se encontró en la calle, habló con el diario La Cuarta sobre todo el revuelo que ha causado su noble acción y la campaña que se creo para que la gente le pueda donar plata a modo de destacar su ejemplo de honradez.

El hombre que desempeña sus labores en San Pedro de la Paz, en Bíobío, soltó que “pensé que podría comprarme un auto, pero altiro pensé que eso no se hace”.

Añadió que “si no es plata limpia, no me la puedo dejar. Me quedé piolita, no le conté a nadie”.

En ese sentido relató que acudió donde un guardia del supermercado donde trabaja para ver cómo podía entregar la plata a su dueño. La cosa es que las lucas pertenecían a un carabinero de la comuna.

Tras devolver las lucas, Sierra sostuvo que “voy a ser siempre honrado y si vuelvo a encontrar plata lo volvería a hacer; nunca voy a cambiar. Seré igual que siempre, humilde. Diosito tenía un regalo para mí”.

Al respecto, su madre, Noemí Zapata, profundizó en que “me parece maravilloso todo esto. No esperábamos tanto cariño de la gente y del supermercado Versluys. Allá lo conocen desde niño y le trajeron tres cajas de mercadería y una torta a elección de él”.