A las 16.00 horas de hoy, el fiscal Eugenio Campos citó a declarar en calidad de imputado al actual General de Bienestar de Carabineros, Manuel Letelier Castillo, luego de que, según la información recabada por The Clinic Online, la Unidad de Análisis Financiero recibiera, por parte una institución bancaria, una alerta por movimientos sospechos por parte del personero que involucrarían un monto cercano a los $500 millones.

Letelier Castillo es el segundo integrante del actual Alto Mando que debe comparecer ante Campos en esta calidad -el primero fue el General Jorge Serrano Espinosa- y su situación es compleja dado que los montos involucrados en sus operaciones no se condicen con los ingresos que percibe en la institución, por lo que su testimonio es clave y podría abrir una nueva arista en el mega fraude institucional que ya supera los $25.500 millones.

El personero, hasta ahora, no figuraba en las indagatorias sobre el desfalco. Además de dirigir bienestar, es uno de los directores de la Mutual de Carabineros. Actualmente, se encuentra de vacaciones, por lo que no fue posible para este medio contactarlo y obtener su versión.

DILIGENCIAS EN MARCHA

En tanto, ayer Campos se refirió a los temas pendientes en la indagatoria y sostuvo que “hay un sinnúmero de diligencias que estamos por realizar y estamos esperando los requerimientos de información que nos lleguen, lo que va a generar futuras diligencias, eso fundamenta con mayor fuerza la petición que tenemos para el primero de agosto para que este plazo de investigación sea aumentado”.

En el diario La Tercera, en tanto, el persecutor adelantó que “esta investigación no ha tocado techo, van a ser citado más generales, van a ir en aumento estas diligencias”, al referirse a la situación del General Serrano -investigado tras una publicación del 22 de junio de The Clinic Online- y el exdirector de la institución Eduardo Gordon.

Sobre este último flanco, y como reveló este medio, la polémica que involucra a Serrano se produjo después de que en junio del año 2011 el exdirector General de la Institución, Eduardo Gordon, entregara al director del Departamento de Relaciones Públicas de la época, exSecretario General y hoy director de Gestión de Personas, general Jorge Alejandro Serrano Espinosa un vale vista por más de $21 millones.

El dinero que “donó” Gordon en ese entonces, para subsanar una irregularidad detectada por Contraloría, provenían, según pudo constatar este medio de un depósito a plazo que desde abril de 2011 tenía el General Gordon en su cuenta personal y cuya procedencia está en entredicho luego de que trascendiera que el detenido coronel Francisco Reyes Momberg, estrecho colaborador de Gordon en su periodo de máxima autoridad uniformada, lo vinculara al mal uso de gastos reservados.