Jugadores que desde el extranjero retornaron al fútbol nacional son los que ostentan los sueldos más altos de la primera división según una nota de El Mercurio.

En el caso de Colo Colo el hombre que tiene mejores ingresos en la cancha es Jorge “mago” Valdivia, quien llegó desde Medio Oriente por un sueldo de $65 millones, monto similar al de toda la plantilla de Curicó Unido.

En la tienda alba Esteban Paredes se acerca a los $40 millones, Jaime “Pajarito” Valdés rodea los $30 millones y Claudio Baeza llega a $26 millones cada 30 días.

En el caso de la Universidad de Chile, los jugadores con mayores ingresos son Jean Beausejour y Gonzalo Jara, cada uno ganando cerca de $50 millones mensuales, aunque esa cifra incluye platas del pase y derechos de imagen.

Mauricio Pinilla ingresará a sus ya abultadas arcas, cerca de $37 millones, lo que considera sueldo, arriendo del pase y otros conceptos.

En el caso de Unión Española, El Mercurio señala que Fernando Meneses gana cerca de $13 millones, cifra similar a la de los retornados Gustavo Canales y Carlos Muñoz.

En el caso de la Universidad Católica, destaca Diego Buonanotte con cerca de $20 millones mensuales. En Everton el delantero Patricio Rubio tiene ingresos por cerca de $12 millones.

En provincias los sueldos son menores pero no dejan de ser abultados. Por ejemplo en Antofagasta, el portero Paulo Garcés gana $7 millones mensuales, y en la Universidad de Concepción, Cristián Muñoz llega a $8 millones y medio.

Los porteños de Santiago Wanderers tienen dos figuras que ganan en torno a los $10 millones, tratándose de los argentinos Ezequiel Luna y Enzo Gutiérrez.

En Quillota, el equipo de San Luis es más humilde en los pagos y la carta más alta es José Pepe Rojas, quien llegó desde la tercera categoría de España para ganar $6 millones y medio.

En Palestino, Roberto Gutiérrez, quien llegó desde la UC, gana cerca de cinco millones mensuales, mientras que Huachipato desembolsa cerca de $8 millones por Omar Merlo.

En O’Higgins el arquero Miguel Pinto tiene ingresos de $10 millones, siempre según lo informado por El Mercurio.

En Temuco, el sueldo más alto es Mathías Riquero, con $5.500.000, en Iquique, Gonzalo Bustamante con igual cifra, y en Curicó, Gabriel Vargas está al tope con cinco millones de la divisa nacional.