La Universidad de Chile, actual campeón del fútbol nacional, se estrenó ayer en el torneo Transición con un sufrido triunfo a domicilio, por 0-1 sobre el Curicó Unido, resuelto en las postrimerías del partido, enmarcado en la primera jornada del campeonato.

Un penal convertido por el veterano David Pizarro en el minuto 89 dio el triunfo a los universitarios, que hasta ahí habían compartido oportunidades con el entusiasta equipo local, recién ascendido a la primera división.

Tres minutos después, cuando el partido expiraba, el mismo Pizarro perdió la oportunidad de ampliar la cuenta, tras una nueva falta penal favorable a su equipo, pero esta vez el portero Luis Santelices le adivinó la dirección del remate y con un manotazo desvió el balón.

Desde el minuto 15 ambos equipos jugaron con diez jugadores, al ser expulsados con roja directa el argentino de la U, Matías Rodríguez, y el local Nelson Rebolledo, por intercambiar golpes cuando ambos estaban en el piso tras una fuerte entrada de este último.

En los 31, la U perdió a Yerko Leiva por lesión y el técnico Guillermo Hoyos hizo ingresar a Felipe Seymour, un histórico recién retornado al club.

En otro partido sabatino, el Everton derrotó a domicilio al Deportes Iquique, también por 0-1, con un gol anotado por Juan Cuevas en el minuto 86.

En el arranque de la jornada, el San Luis de Quillota conquistó también sus primeros tres puntos al vencer por 2-0 al Huachipato, con goles del paraguayo Mauro Caballero (m.80) y de Álvaro Césped (m.92).