Carabineros dio de baja a tres miembros de la institución por posible cohecho, todo esto luego de que le pidieran dinero a un comerciante para dejar pasar una infracción municipal.

Según consigna El Mercurio, se trata de un oficial y dos suboficiales de la 21º Comisaría de Carabineros de Estación Central, que le habrían pedido 50 mil pesos a un vendedor. El hecho fue denunciado por un colombiano.

El coronel Sergio Carrasco de la Prefectura Central Norte afirmó que “en virtud de ello, se les dio de baja de inmediato y se les puso a disposición del tribunal correspondiente”.

Los uniformados habrían llegado a un local de abarrotes, instancia en la que le pidieron los permisos al dueño. A renglón seguido, avisaron que cursarían una multa por no pago de patente municipal.

El hecho siguió con la petición del dinero, el que fue entregado por el comerciante colombiano.

Consumado el acto, el ciudadano acudió hasta la jefatura para denunciar el hecho y acreditar que los Carabineros efectivamente habrían cometido delito de cohecho.