Poco a poco, paso a paso como decía el técnico argentino “Mostaza” Merlo, el remezón que significó el caso Caval comienza a quedar atrás para la figura de la Presidenta Michelle Bachelet. Según los resultados que publica la encuesta Adimark, la aprobación a la Jefa de Estado marca precisamente su nivel más alto desde que explotara el hecho en que se vio involucrada la nuera e hijo de la Mandataria.  El estudio indica que el respaldo llega a 32% en julio de este año.

Para encontrar un porcentaje más alto hay que situarse en febrero de 2015, el mes que Caval golpea al Gobierno cuando se conoce tras la publicación de revista Qué Pasa. A partir de entonces, como se sabe, de coletazo principia el bajón en el apoyo a Bachelet, tocando fondo en febrero de 2016, cuando cae a 19%.

El 32% de julio es dos puntos más alto que el mes anterior y el tercero consecutivo sobre la barrera de 30%. En lo que va del año, la aprobación a la Mandataria ha crecido cinco puntos.

“Se confirma así la tendencia al alza que se viene observando durante el presente año. Esta tendencia positiva es similar a la ocurrida en los dos gobiernos anteriores a la misma fecha”, precisa Adimark.

En julio, los atributos de Bachelet que más suben son “es respetada por todos los chilenos”, que pasa de 42 a 46%; y “le genera confianza”, que crece de 40 a 43%. El resto, se mantiene más o menos en los mismos porcentajes del mes anterior. (Ver acá)