El último informe de la ONU sobre índices de VIH Sida arrojó cifras desalentadoras para el país y volvió a disparar las alertas en salud pública. Chile fue el país de Latinoamérica donde se detectaron más nuevos casos de contagiados entre 2010 y 2016. Después de tres años sin campañas preventivas, el Ministerio de Salud lanzará este jueves una nueva iniciativa para fomentar el uso de preservativos y así evitar más contagios. Esta vez, la campaña apuntará a un grupo que sería especialmente vulnerable en esta materia, los pueblos indígenas.

Willy Morales, activista mapuche, que se contagió a los 15 años con el virus, denuncia que desde hace tres años el gobierno tiene en su poder un estudio realizado por la antropóloga Malva Marina, que habría arrojado resultados preocupantes para los pueblos originarios.

“El estudio, referente a puebles indígenas y vulnerabidad del VIH, tomó información desde el Ministerio de Salud, los servicios de salud y la Conadi. La investigación arrojó que el indígena tiene tres veces más riesgos que morir por Sida que el chileno”, dice Morales.

El activista y lonko mapuche, sostiene que solicitó en reiteradas oportunidades el estudio, pero que le fue negado por las autoridades del Minsal.

“El Minsal lo tiene guardado hace tres años, según ellos, para no causar alarma, pero para nosotros esa información es un instrumentos para crear una política pública, de la cual siempre hemos sido excluidos”, acusa.

Ante la negativa de entregar el estudio, el 12 de marzo de 2017, Morales realizó la solicitud a través de la ley de transparencia. Un mes más tarde, el Minsal respondió que no era posible entregarlo, dado que se encontraba el proceso de validación por su departamento técnico.

Posteriormente, el 19 de abril de 2017, Williams Morales presentó un amparo, ante el Consejo de la Transparencia, por su derecho de acceso a la información en contra del Minsal, que el lunes pasado fue acogido por unanimidad por el ente fiscalizador.

“Si Chile tiene ahora la tragedia más grande de VIH en Latinoamérica, imagínese cómo están los pueblos indígenas. Esto implica abandono de deberes del Estado, negación de derechos y de prevención. Creo que es necesario que el país conozca el estudio”, sostiene Morales. Desde el Ministerio, explicaron que el análisis aún no ha sido validado.

En cuanto a la inclusión de los pueblos originarios en la nueva campaña preventiva del Minsal, Morales advierte que es por la presión y esfuerzo de los propios indígenas.

LAS CIFRAS DEL VIH

El 20 de julio pasado, ONUSIDA dio a conocer los resultado del estudio “Ending Aids 2017”, (Terminando con el Sida 2017). Los índices a nivel internacional fueron positivos, dado que desde el 2005 se redujeron a la mitad las muertes por el virus y el 53% de las personas infectadas tiene acceso a los medicamentos antirretrovirales para controlar la enfermedad. Distinto fue el caso de Chile.

Entre 2010 y 2016, el informe de la ONU acusa que en el país aumentaron en un 34% los casos detectados, la cifra más alta de la región. El grupo etario donde existe mayor crecimiento es entre los 20 y 29 años.

De los 13 países medidos en la región, solo cuatro redujeron el numero de contagiados, se trata de El Salvador, Colombia, Nicaragua y México. Los otros nueve países, encabezados por Chile, aumentaron el porcentaje de casos positivos.

Al respecto, el Ministerio de Salud argumentó que el significativo alza en el país, se debe a una mejor pesquisa de los casos y al aumento del examen de sangre para detectar el virus.

Actualmente, se estima que son 61 mil las personas viviendo con VIH en el país. De ellos, 41 mil están diagnosticados y confirmados por el Instituto de Salud Pública y cerca de 30 mil en control en el sistema público de salud.