La cantante Millaray Viera escribió una sentida carta en la que expone su experiencia como hija de un inmigrante (Gervasio) en Chile, todo esto en medio de un escenario actual en que se ha visto un cierto incremento del racismo y xenofobia en el país.

En su escrito dado a conocer en su cuenta de Instagram, Viera comienza señalando que “Soy Milla y soy hija de un inmigrante, sí, de un INMIGRANTE y no de uno de esos con doctorados elegantes, de uno pobre como no puedes llegar a imaginar, uno que no terminó el colegio siquiera, uno que llegó aquí buscando hacer lo que amaba, pero también derrotar la pobreza en la que vivía”.

Añadió que “verdaderamente no entiendo qué nos pasó en el camino, hace algún tiempo, cuando volví de vivir en el extranjero por 6 años, me pareció tan lindo que Chile se estuviera haciendo cosmopolita o diverso o eso pensaba yo”.

Pese a ello, la hija de Gervasio dio cuenta de que “junto con todos estos bellos colores y nuevos sabores, llegó la insensatez, el nacionalismo absurdo, la ignorancia, la intolerancia, el odio, el racismo y la xenofobia…”.

“Y me avergüenzo compatriotas, me avergüenzo como hija de inmigrante, como la inmigrante que he sido, me avergüenzo y quisiera esconder la cara al ver a un amigo haitiano o colombiano, pero prefiero pedir perdón, prefiero abrazar, acoger y hacer un llamado, desde esta pequeña plataforma, a todos los avergonzados, a unirnos por ellos, es hora de actuar!”, cerró.