El debate sobre nanotecnología, la creación de células artificiales y el futuro de la inteligencia artificial se tomó hoy FAB13, el mayor encuentro de laboratorios de fabricación digital del mundo, que se extenderá hasta el próximo 6 de agosto en Santiago.

En un simposio llevado a cabo en el centro cultural Corpartes, se reunieron este viernes por primera vez una veintena de expertos internacionales, que intercambiaron sus visiones sobre cómo optimizar el rendimiento de la tecnología y democratizar su acceso, de aquí a 50 años.

“El futuro está aquí pero no está distribuido de manera uniforme”, planteó el director del Center for Bits and Atoms del MIT, Neil Gershenfeld, quien en 1998 dictó una cátedra llamada “How to make (almost) anything” (Como hacer (casi) cualquier cosa)”.

En dicha instancia surgió la corriente de los Fab Lab, que ya ha dado la vuelta al mundo e incentivado a las personas a “construir distintos productos mediante la fabricación digital”, de manera colaborativa e innovadora, con el objeto de dar solución a las necesidades de la comunidad global.

A este movimiento se acogen científicos como Kate Adamala, protobióloga de la Universidad de Minnesota, que investiga el comportamiento celular a través de la construcción de células sintéticas y “controlables”, con el propósito de estudiar enfermedades y posibles curas, entre otros.

En el encuentro también estuvo presente Ben Laurie, creador de inteligencia artificial de Google Deep Mind, quien reveló los principales avances y desafíos que existen en esta área que “inquieta a los humanos”.

“Una de las cosas interesantes que puede pasar con la inteligencia artificial, es que podría hacer copias de sí misma y llegar a un punto en que no pueda desconectarse. De esta manera, cuando no se conducen bien las cosas, simplemente hay que apagarlas”, explicó el antiguo ingeniero principal del equipo de seguridad de Google.

Neil Gershenfeld acotó que las personas “nos hemos comportado como tontas”, ya que de manera “infundada” tememos a las máquinas, sin embargo los robots “son un complemento al ser humano, no buscan reemplazarlo”.

“Es muy difícil crear un sistema autónomo que se autoreproduzca. No hemos logrado replicarlo todo y por ahora, los software replicadores son un tema de interés”, sostuvo el fundador de Fab Lab en su intervención.

El Encuentro Mundial de Fabricación Digital e Innovación Tecnológica, que se realiza en varias ciudades del mundo hace 13 años, está organizado por Fab Lab Santiago, Fab Foundation y The Center for Bits and Atoms del MIT, Estados Unidos.

La reunión congrega anualmente a miles de ingenieros, investigadores, arquitectos, diseñadores y creativos de diferentes partes del planeta, quienes participan en talleres prácticos y teóricos vinculados al diseño y la fabricación digital.

Entre las actividades gratuitas que se llevarán a cabo en FAB13 destacan talleres de fabricación de drones, textiles digitales, robótica, generación de energía e impresión 3D.

FAB13 abordará ejes estratégicos como ciudad, vivienda, innovación, medioambiente, energía, educación y descentralización, entre otros, que pueden “fortalecer las políticas estratégicas” de Chile y el mundo.

Los Fab Lab son talleres de fabricación digital o espacios de producción de objetos físicos a escala personal o local, que agrupan máquinas controladas por ordenadores.

Su particularidad reside en su tamaño y en su fuerte vinculación con la sociedad y sus principales demandas, más que con la industria.

Actualmente existen más de 500 de estos centros de experimentación distribuidos alrededor del mundo.