“No podemos perder de vista la seguridad y la tranquilidad del niño. Es el niño el que necesita estar bien, no nosotros. Entonces si la Corte Suprema ha hecho esto en base a tal presupuesto, yo lo aplaudo”, dice el presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch, al comentar el fallo que otorgó recientemente la tuición de mellizos a un hombre y su pareja del mismo sexo.

Según argumenta, la resolución refleja una evolución en el pensamiento de los jueces.

“Evidentemente que la comunidad chilena y los jueces hemos ido evolucionando y nos hemos ido poniendo a tono con la realidad”, apunta.

“Antes se buscaba mucho en esto de que esto no existía y que era tan extraordinario que así fuere. Hoy es una realidad que podemos comprobar a cada rato y que le entregan al niño lo que necesitan”, complementa el titular del máximo tribunal del país.

Para Dolmestch, los niños “necesitan comer, pero por sobre todo necesitan afecto y si allí lo encuentran, los jueces están obrando como deben hacerlo”.

Cabe poner en contexto que el fallo por el que se le consultó a Hugo Dolmestch tiene que ver con una decisión dividida de la Cuarta Sala de la Corte Suprema, que acaba de otorgar el cuidado de dos niños de 3 años a su padre gay. Esto pese a la oposición de la madre, quien se los llevó a Uruguay por 5 meses.

La decisión del máximo tribunal revoca así la decisión de la Corte de Apelaciones, que había resuelto en favor de la madre.