“Señor Director:
Nos referimos a la crónica titulada El fallido ataque a la cima de Reinaldo Lippi. Revisando su contenido, y en nuestra condición de antiguos socios de Reinaldo, podemos afirmar, en forma categórica, que la decisión de vender su participación en la empresa que él fundó fue un acto libre, informado y en el que estuvo asesorado por algunos de los mejores abogados del país.

En efecto, los vendedores recibieron íntegramente el precio acordado, más de tres millones de dólares, que incluyeron la condonación de una importante deuda que su familia mantenía con la empresa, sin formular reclamo alguno hasta ahora, transcurridos más de cuatro años de producida la venta de sus derechos.

Es comprensible que una persona pueda arrepentirse de decisiones que en algún momento adoptó. Lo que no es correcto nunca, es alejarse de la verdad.

Es importante que se sepa que algunos de los actuales socios de la empresa Lippi se unieron a esta firma cuando era un pequeño taller, trabajaron duro para sacarla adelante y hoy es un proyecto empresarial muy reconocido, del que trabajadores, ejecutivos y propietarios nos sentimos muy orgullosos. Los antiguos socios de Reinaldo le hemos pagado íntegramente el precio de su participación en la empresa y hemos cumplido leal y correctamente con todas nuestras obligaciones.

Le pedimos actuar con la misma integridad y no desacreditar lo que él mismo ayudó a construir hace muchos años.

Saludan atentamente a usted,

Rafael Vielva Fernández

Rafael Cvjetkovic Muñoz”.

Nota de la Redacción:
El reportaje “El fallido ataque a la cima de Reinaldo Lippi”, recogió en extenso la versión de Rafael Cvjetkovic -designado por la empresa para hacer de vocero- quien sí hace mención del pago que recibió Reinaldo Lippi por su salida de la empresa que él fundó, como también de la realidad de esta antes de que ingresaran Vielva y Cvjetkovic a formar parte de esta.