Este viernes finalmente se pudo resolver el misterio que rondaba sobre la muerte de Lucien Perot (69) y Olivier Boudin (38), amigos que fallecieron de manera simultánea durante una cena que sostuvieron en la casa del adulto mayor, ubicada en Authon-du-Perche en Francia.

Vale recordar que el hecho cobró relevancia cuando una vecina encontró los cuerpos sin vida de Perot (sentado) y Olivier (en el suelo), sin rastro alguno de violencia.

Otro punto que llamó la atención de la mujer y de todos los que se enteraron del suceso fue que la mesa, el mantel, la comida y los elementos del hogar se encontraban en perfecto estado.

La vecina reconoció que en primer lugar, cuando los halló, pensó que simplemente ambos estaban durmiendo y pasando una posible borrachera. Sin embargo, a la mañana del día siguiente volvió a pasar por fuera del domicilio, encontrando a los sujetos en exáctamente la misma posición en los vio la noche anterior.

Fue así sin dudarlo ingresó hasta la casa para despertarlos y evitarles así una posible insolación. En este minuto se llevó el trauma de su vida al notar que ambos estaban muertos.

Sobre este caso el alcalde Patrice Leriget declaró a El País que “era muy curioso, sus caras estaban apacibles, daban realmente la impresión de que dormían”.

El hecho dio para una serie de especulaciones respecto de la muerte de Lucien y Olivier. Intoxicación alimentaria, envenenamiento y suicidio pactado fueron algunas de las teorías que se manejaban.

Pero los investigadores del caso se encargaron de descartar todas estas supuestas razones. Según consigna La Vanguardia, el fiscal Rémi Coutin señaló que los resultados de la autopsia fueron claros respecto a los motivos de fallecimiento.

El informe detalló que Lucien murió tras atragantarse con un trozo de carne. Su dentadura en mal estado y su estado de ebriedad no le permitieron masticar bien, ni zafar del problema.

En el caso de Olivier se pudo comprobar que padecía de cardiomegalia, es decir, aumento anormal del tamaño del corazón, lo que generó que sufriera una crisis cardíaca al ver morir a su amigo.