Ricardo Rincón, cuya repostulación por la Región de O’Higgins a la Cámara de Diputados, fue bajada por la presidenta de la DC, Carolina Goic, presentó una denuncia ante el Servel en contra de la senadora y candidata presencial por maltrato.

En el documento de 50 páginas, el parlamentario argumentó que Goic debe ser sancionada por su “insistencia en una conducta de pública denostación y, por ende, de maltrato a un camarada”.

Esto en el marco de decisión adoptada por Goic de bajar su candidatura a raíz de el caso de violencia intrafamiliar en que está involucrado el parlamentario.

Según consigna La Tercera, el texto va dirigido al subdirector de partidos políticos del Servel, Gabriel Villalobos, en que se acusa la “ilegalidad” de los actos de la senadora por Magallanes se basan en que ha “irrespetado dos fallos del Tribunal Supremo (TS)”.

La argumentación se basa en el documento del TS del pasado 17 de abril, donde no se acogió la solicitud de expulsión en su contra, aunque fue amonestado por incumplir “el deber de asistencia obligatoria a terapia psicológica”.

Según Rimcón, Carolina Goic, “como principal autoridad del partido, está jurídicamente obligada más que ninguna otra autoridad a respetar las decisiones del TS, absteniéndose de hacer cualquier tipo de comentarios sobre los fallos”.

En su denuncia, el parlamentario también acusa que la candidata pasó a llevar los estatutos y reglamentos internos del partido al referirse a los hechos en público y a través de los medios, dando, según él, “una versión falsa de los hechos”.

La denuncia sigue argumentando que Goic “socava” la institucionalidad de la DC, “no guarda lealtad al partido ni respeta el trabajo de los miembros del Tribunal Supremo, y en vez de poner fin a una controversia, no emitiendo opinión sobre los fallos institucionales, continúa el maltrato al que me he visto sometido públicamente por largos meses”.

Rincón afirma que la senadora por Magallanes transgredió los estatutos de la falange al no cumplir con el deber colectivo de “respetar a los camaradas y contribuir a una convivencia fraterna”.

“Lo más lamentable es que se instrumentaliza un tema tan grave y de alta sensibilidad pública como es la violencia contra las mujeres”, aseguró el diputado cuestionado.