La periodista Grace Lazcano sacó la voz luego de que se divulgara el obsceno gesto realizado por el comentarista deportivo, Romai Ugarte, justo en momentos en que la profesional era presentada como nueva panelista de “En el nombre del fútbol” del CDF.

Tras notar la desubicada que había cometido, fue el propio Ugarte quien ofreció las disculpas del caso y explicó que “el gesto correspondía a una situación interna con gente detrás de cámara, no tiene nada que ver con Grace Lazcano, con la cual hablé sobre el tema, nos conocemos y mantenemos buenas relaciones humanas y profesionales”.

Pues bien, hoy en conversación con La Cuarta la mujer de 25 años señaló que “no quise sacar conjeturas cuando me enteré. Después me llamó Romai y me dijo lo mismo que todos saben. No tengo por qué no creerle, es su versión. A pesar del comunicado, la opinión pública también juzgó, y yo no puedo hacer nada frente a eso”.

Añadió que “hubo un respaldo generalizado…El apoyo que mostraron, sobre todo por el respeto a la figura femenina en el fútbol, no lo esperaba de manera tan aguerrida. En este ambiente tan machista que valoren tu trabajo es clave.

Aunque sostiene que Romai le dijo que el gesto no era para ella, admite que de todas formas “fue inapropiado, él lo sabe y se lo hicieron ver. Se equivocó y no sólo por mí, sino también porque había un panel, me estaban presentando. No era el momento ni el lugar. Él sabe que la cagó y se disculpó”.

Respecto a las medidas adoptadas por el CDF, en cuanto a sacarlo de las transmisiones del encuentro entre Palestino y Colo Colo, comentó que “el canal se ha portado muy bien conmigo, me llaman y están pendientes, pero no me corresponde decir si lo deben despedir, no debo tomar ese tipo de decisiones, mantengo el cliché. Ellos verán como empresa si toman medidas, pero ahí no me meto”.

Precisó que “quizás esa fue la medida que tomaron en el caso, acusaron recibo por el revuelo. Supongo que Romai y yo nos cruzaremos en el canal, justamente me toca miercoles y viernes y él no está pauteado. No tengo ningún problema con él”.

“Jamás me dejaría amedrentar por nadie, independiente de lo de Romai. Si dejáramos que nos afectara el machismo no llegaríamos ni a la esquina. Hay que ser cuero de chancho, tener coraje, a mí me encanta mi pega, lo paso bien en el programa y esto no me quita ni un poquito las ganas de estar ahí”, sentenció.