Se dice que éstos son los tiempos de la postverdad. Y como se dice eso aquí y allá es que la Presidenta Michelle Bachelet afirma que le molesta eso de la postverdad. Le molesta porque dice que se inventan cosas y que finalmente la gente termina creyendo esas cosas. Cosas del tipo “Gobierno improvisado” o “el peor gobierno de la historia de Chile”.

“De repente estamos dos años y medio con un proyecto de ley discutiéndolo afuera y dentro del Parlamento y ahí no hay nada de improvisado”, defiende la Jefa de Estado en entrevista con Universo.

En la citada conversación donde alude a eso de la postverdad, la Mandataria se da tiempo de comparar su gobierno con el de Sebastián Piñera. Precisamente porque cree -así lo expone- que es la postverdad la que pretende instalar la idea de que esa administración, la de Piñera, fue mejor que la que está en curso.

“La verdad es que cuando se dicen todas esas cosas o cuando se dice que este país está empantanado y que cuando llegue fulanito esto va a mejorar sustantivamente (…) Él (Piñera) también hizo declaraciones en este sentido (…). No sé qué quiere decir con eso. A mí lo que me importa es que el Gobierno ponga en el centro de las políticas públicas a las personas, y no sé lo que hace él, pero cuando yo comparo lo que hemos hecho nosotros versus lo que él hizo en esas mismas áreas, nosotros lo hemos hecho mucho mejor”, plantea.

Eso por eso, por lo anterior, que Bachelet sostiene que “a mí lo que me importa y eso busqué en la Cuenta Pública del 1 de junio era mostrar lo que nosotros habíamos hecho con lo que había hecho el gobierno de Sebastián Piñera, ya que él insistía que nosotros éramos tan mal gobierno“.

“Y la verdad es que las miles de personas que han recibido viviendas, que tienen a sus hijos en salas cunas y jardines infantiles, los programas como Chile Crece Contigo, esa gente opina bien distinto. Si para tanta gente que ha vivido por tanto tiempo en tan malas condiciones al final del gobierno va a vivir mejor, eso es lo que me importa”, cierra.