Una crónica del diario El País de España recoge testimonios de la tragedia que tuvo lugar este jueves cuando una furgoneta arrolló a un grupo de personas en el sector de la Rambla, Barcelona, dejando al menos 13 muertos y varios heridos más.

“Una furgoneta ha arrollado a la gente mientras cruzaba el semáforo”, dice una de las víctimas, mientras Albert Tort, un enfermero que vive en el sector, relata que “la policía no me dejaba pasar pero me he identificado como sanitario y he pasado. Lo que he visto ha sido un auténtico desastre. Yo he contado al menos 6 muertos, he intentado reanimar a un joven pero ha sido imposible”.

“Estábamos a las puertas del Hard Rock Café. Íbamos en dirección a la Rambla cuando hemos visto el choque de una furgoneta blanca contra la gente. Hemos visto cómo la gente salía volando por el atropello. Y también a tres ciclistas que han salido volando”, narra Ellen Vercamm, quien presenció en directo la tragedia.

La misma Ellen Vercamm apunta que a ella y las personas con las que anda de vieja la embestida “no nos ha pillado allí por dos minutos. Ha sido terrible. Somos un grupo grande y no sabemos aún si todos están bien”.

Cuenta El País que en uno de los locales del mercado de la Boqueria, la barra del Quiosco Universal, se advirtió un movimiento extraño antes de que aconteciera el horro. “Empezamos a ver gente tirar mesas”, dice Miguel Arza.

“Hemos saltado allí dentro enseguida y, al cabo de un rato hemos subido y hemos salido a las Ramblas. Hemos visto a gente tirada por el suelo, herida, de hecho un compañero se ha acercado a ayudar a una chica, pero la Policía nos ha dicho que no podíamos estar allí”.

Como se sabe, la policía de Cataluña despliega un operativo para dar con el paradero de dos personas, supuestamente involucradas en el ataque, quienes estarían parapetados en un bar.