La exitosa escritora chilena Isabel Allende, que este lunes presentó en Santiago su último libro “Más allá del Invierno”, habló sobre la luz verde que tuvo el proyecto de aborto en tres causales en el país.

Al respecto dijo que si una mujer opta por tener sus hijos “y tenerlos bien, debe hacerlo”, pero hay casos -dijo- en que la mujer debe tener la opción a “decidir por su propio cuerpo”.

“Mi posición es que si tenemos educación en este tema desde la infancia, y si hubieran anticonceptivos al alcance de todo el mundo, si se controlara el incesto y la violencia intrafamiliar, no habría ninguna necesidad del aborto

Al mismo tiempo se refirió a la situación en Venezuela, país donde vivió en el exilio, sobre el cual dijo que se vive una una tremenda crisis institucional.

“Hoy día Venezuela vive una tremenda crisis institucional, una crisis política, social, una crisis económica en un país de tantos recursos y tan rico”, sostuvo la escritora de 75 años radicada en Estados Unidos.

Isabel Allende que llegó a su país sólo para presentar el libro, que ya lleva cinco semanas como el texto más vendido en Chile expresó su esperanza de que pronto exista una solución pacífica a esa crisis.

“Yo espero que exista pronto una solución política pacífica en la que deben intervenir todos los países de la región para defender la democracia en Venezuela”, añadió la escritora cuya obra ha sido traducida a 35 idiomas.

Allende que inició su carrera literaria en Chile y Venezuela, y cuya primera novela en 1982 “La casa de los espíritus” se convirtió en uno de los títulos míticos de la literatura latinoamericana, sostuvo que todos los habitantes de la región tienen un papel que jugar para defender la democracia de ese país caribeño.

“La democracia en Venezuela esta amenazada por un gobierno que se está apoderando de todos los poderes del estado. Y creo que nosotros como conjunto latinoamericano podríamos tener una postura de liderazgo en tratar de resolver esto pacíficamente, porque la cosa está muy mala en Venezuela”, aseveró.

Respecto a la gran cantidad de inmigrantes que han llegado a Chile -unos 600 mil en los últimos años- un tema que es fuertemente criticado por algunos sectores, la escritora sostuvo que esa inmigración “le hace bien al país”.

“Siempre la inmigración que llega a un país es gente esforzada que llega a trabajar, la gente no llega a aprovecharse de los demás y precisamente en Chile tenemos una tremenda colonia venezolana, o sea le estamos devolviendo el favor de recibir como antes nos recibieron a nosotros (durante la dictadura 1973-1990)” sostuvo.

En esta línea, Isabel Allende señaló que tras la elección de Donald Trump, quién criticó en demasía a los inmigrantes, pensó en irse de Estados Unidos “pero conocí a un estadounidense del que me enamoré”.

En este contexto relató que se había separado de su pareja durante 28 años y que llegó un nuevo hombre a su vida, que volvió a cambiar su percepción de Estados Unidos, donde en 2014 recibió la máxima condecoración civil para un civil, la Medalla de la Libertad, de la mano del entonces presidente Barack Obama.

“Nadie pensaba que Donald Trump saldría elegido… y lo terrible es que este señor tiene el poder de decidir una guerra nuclear”, aseveró la escritora y periodista.

Precisamente su libro “Más Allá del Invierno” cuenta la historia de los inmigrantes y refugiados de EE.UU. que de algún modo se cruzan con la vicisitudes de su vida.

Su novela cuenta la historia de la chilena Lucía Maraz, una mujer madura que le da una oportunidad al amor con un profesor estadounidense, Richard Bowmaster.

Durante el romance, ambos conocen a Evelyn Ortega. una inmigrante guatemalteca que se refugia con ellos de un crudo invierno.

“Más allá del invierno” es una historia de esperanza en los Estados Unidos de Trump, quien ha hecho aflorar lo peor de la sociedad americana”, añadió Allende una descripción que también repitió en Madrid cuando presentó este libro.

Ambientado en la ciudad cosmopolita de Nueva York, el texto sigue durante varias jornadas los hechos que cambiarán la vida para siempre de un singular trío: Ortega, el profesor que decide ayudarla y una vecina, una periodista chilena.