El fiscal nacional Jorge Abbott insistió en sus críticas realizadas contra el empresariado en cuanto a que debían asumir mayores responsabilidades y cuidados frente a los ataques incendiarios en La Araucanía.

En conversación con Tele13Radio, el persecutor manifestó que “simplemente se sobreinterpretaron las declaraciones de mi parte, que tienen que ver con la responsabilidad de la ciudadanía respecto del cuidado de sus bienes”.

Añadió que “cualquier administración responsable tiene que tomar las medidas…Uno lo que hace es llamar simplemente a que se tomen las medidas de prevención necesarias para evitar estos hechos. Efectivamente hay ahí por lo menos una desidia en la custodia de sus propios bienes. Sabemos que se queman iglesias y maquinarias, es un elemento de riesgo que cualquier persona debe considerar”.

En otros pasajes afirmó que pasar la responsabilidad al Estado es “un exceso”, y “esto es un tema país que incluye a todos”.

Al respecto aclaró que sus dichos “sólo tienen como objeto recalcar la responsabilidad que les corresponde, no le echo la culpa al empresario”.