“Esto se trata de una propuesta para legislar en el caso de menstruaciones dolorosas. No es nueva. En Japón existe de 1948”, cuenta a The Clinic Online la candidata a diputada independiente por el subpacto del PS en el Distrito 10, Valeska Naranjo, quien dice que en el caso de ser electa promoverá la llamada “ley menstrual”.

La antropóloga explica que la idea es otorgarle conocimiento legal a una condición que se trata de una patología dolorosa que muchas veces es inhabilitante.

Cita que, por ejemplo, en Italia el tema se encuentra en discusión parlamentaria en estos momentos. “En el caso Italia, un médico especialista certifica que la mujer sufre de esta patología. Exigen un certificado médico que se va renovando una vez al año”.

Valeska Naranjo propone que, así como sucede en países como Japón, Corea del Sur y Taiwán, las mujeres que sufran dolores menstruales inhabilitantes puedan certificar esta condición ante un especialista y optar de esta manera a una licencia de hasta tres días. “Las mujeres terminan disfrazando el dolor, escondiendo esa condición”, dice.

La candidata sostiene que la idea es apuntar a una regulación especial. “Hay que discutirlo”, afirma.

Además de los países mencionados, Naranjo cuenta que en la región el único antecedente que hay de una iniciativa de tales características es Argentina, donde hoy se discute su implementación.

El proyecto de ley es denominado “Licencia Menstrual Pagada” y apunta a todas las mujeres que trabajan, ya sea en el sector público o privado, que sufran dismenorrea, o sea, un ciclo menstrual doloroso.