La presidenta Michelle Bachelet, que presentó hoy un libro con testimonios sobre el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, sostuvo que textos como ese “nos ayudan a comprendernos mejor y a avanzar en el camino de la verdad, la justicia y la reparación”

“Narrar la historia de la jornada del Golpe de Estado, invitar a un conjunto de colegas a sumarse a este esfuerzo, y construir de algún modo un relato coral desde la vivencia sin adjetivos, nos ayuda a entender mejor el ánimo de esos días”, señaló Bachelet al presentar el libro “Mi 11 de septiembre, 24 periodistas relatan su vivencia”.

La mandataria, que asistió a una ceremonia en la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Central, manifestó que la narrativa “nos ayuda a rememorar la manera en que todos sabíamos que el Golpe se acercaba, aunque muchos años después entenderíamos que acabar con la democracia chilena era, quizás, una decisión tomada desde el momento mismo en que el Congreso ratificó la elección de Salvador Allende Gossens”.

La presidenta, quien también escribió el prólogo del libro, sostuvo que “podemos leer aquí, de primera mano y en detalle, sobre el papel que cumplieron las radios – -Corporación, Magallanes, Nacional, Sargento Candelaria, entre otras-, la labor de periodistas y técnicos que sacaron al aire los últimos mensajes del Presidente Salvador Allende, pero además se ocuparon de salvar el registro de su último discurso”.

“Alguna de esas historias las conocíamos, pero leerlas en primera persona conmueve y estremece”, enfatizó la mandataria.

El libro, editado por Leonardo Cáceres, nace de la iniciativa de un grupo de amigos (todos periodistas, más un abogado) que se reúnen a conversar e intercambiar puntos de vista.

Inspirado por las conversaciones de esas reuniones, Sergio Campos, Premio Nacional de Periodismo 2011, escribió sus experiencias del golpe de Estado e invitó a otras personas a sumarse.

Al finalizar sus palabras Michelle Bachelet subrayó que “necesitamos conocer y reconocernos en esas historias para que el ‘Nunca Más’ sea una fuerza viva y operante en nuestra convivencia cotidiana”.

Afirmó que los chilenos necesitan conocer testimonios como los que conforman este libro, porque ayudan a comprender mejor y “a avanzar en el camino de la verdad, la justicia y la reparación”.

El golpe militar del 11 de septiembre de 1973 que puso en el poder al dictador Augusto Pinochet durante 17 años (1973-1990), dejó la estremecedora cifra de 3.200 chilenos muertos a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos.

Según cifras oficiales, otros 33.000 personas fueron torturadas y encarceladas por causas políticas, entre ellas, la presidenta Bachelet y su madre, Angela Jeria.

Su padre, el general de la Fuerza Aérea, Alberto Bachelet, murió tras las torturas recibidas en la Academia de Guerra Aérea, tras oponerse al golpe militar.