Un grupo de investigadores británicos de Wandera explicó por qué nunca la gente debiera ver pornografía a través de sus celulares.

Según consigna The HuffPost, los expertos llegaron a la conclusión de que los dispositivos móviles podrían “sufrir daños de software y fugas de datos”, al consumir este demandado producto.

Los investigadores advirtieron que los celulares, especialmente los Android, son muchísimo más vulnerables a sufrir un ataque con malware o bugs maliciosos que un computador o notebook.

“Eso se debe a que los móviles no tienen el mismo tipo de configuración de seguridad que un ordenador de sobremesa o portátil”, detallaron.

De acuerdo a su análisis se desprende que 34 de 10 mil personas de Estados Unidos y Reino Unido consumen pornografía en sus celulares.

Ante la consulta sobre cómo identificar si un celular está infectado, contestaron que se empieza a notar un desgaste rápido de la batería y un funcionamiento lento del equipo.