Es posible que se dé la circunstancia, porque el destino es así, que en la última fecha de las clasificatorias lo que haga Brasil como local ante Chile permita que Argentina quede fuera o adentro del Mundial de Rusia 2018.  En simple, de sacar la Roja un buen resultado, podría suceder que repercuta en la eliminación de la albiceleste.

Por eso que al otro lado de la cordillera ya se habla de que el “Scratch”, clasificado hacer rato a la cita planetaria por varios cuerpos de distancia sobre el segundo en la tabla, bien pudiera jugar a media máquina o hacerlo con un plantel alternativo.

El periodista de FOX Gustavo López sembró la duda, mientra su colega, Martín Liberman, contestó que más allá de las elucubraciones, Argentina ha mostrado poco como para pensar en si acaso llega con opciones a esa última fecha.

Pero hay alguien que, apelando a esa honestidad pocas veces vista en el fútbol, dice de frentón que en estas situaciones la ética hay metérsela en cierta parte.

Se trata del exdefensor central, Oscar Ruggeri, quien responde qué haría en tales circunstancias.

“Si estoy para jugar un partido y dejar afuera a Brasil, que no va a ir al mundial, le digo al técnico ‘yo no estoy para jugar’ y me voy”, soltó Ruggeri.

“Por más que me peguen los moralistas, los honestos”, exclamó el “cabezón”.