Con cerca de 2 mil personas instaladas en butacas en uno de los patios de La Moneda, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó este jueves la ley 21.030, iniciativa que despenaliza el aborto bajo las causales de violación, riesgo de la vida de la madre e inviabilidad fetal.

“Es un día largamente esperado por las mujeres en Chile. Hoy por fin firmamos la ley (…) Hablamos de una determinación delicada, personal e intransferible, que nunca es razón de festejo”, dijo la Jefa de Estado, quien minutos antes había ingresado al lugar en medio del fuerte clamor de las personas presentes.

Bachelet también habló de que el hecho “representa un paso histórico para nuestro Estado”.

Asimismo, la Presidenta aprovechó la oportunidad para subrayar  “la enorme necesidad que tenemos como sociedad de asegurar a las mujeres que viven situaciones tan complejas que no hay doctrina más poderosa ni humanista que aprender a respetar las diferencias, opciones y decisiones privadas que las personas toman”.

 Así las cosas y tras dos años y medio de debate y una pasada por el Tribunal Constitucional, el proyecto finalmente ve la luz y se convierte en realidad para todas las mujeres chilenas.
Tal como precisa el propio cuerpo del texto, a partir de ahora hay un plazo de 90 días para que el Gobierno afine la implementación de la ley.