“Chile no ha sido nada de lo que pensé que sería tras la dictadura. Es un país arribista, egoísta, insolidario, sumiso culturalmente”.

Con estas palabras define al Chile actual el poeta nacional Raúl Zurita, quien por estos días se encuentra en la capital peruana invitado por la PUCP para participar en un conversatorio.

En entrevista con el diario Perú 21, Zurita dice sentirse “muy triste” porque va a “morir en un país que es todo lo contrario a lo que hubiera querido”. “Hay una izquierda desarticulada, tal vez solo con (José) Mujica, Evo (Morales). No ha sido capaz de concretar sus ideales”, añadió quien fuera galardonado con el Premio Nacional de Literatura en el año 2000.

Junto a estas declaraciones, también recuerda su obra durante dictadura y el sentido que cobró hacer poesía en esa época: “La poesía tiene que ser todo: política, de amor, denuncia. Ante la violencia extrema de una dictadura, intenté responder con la violencia extrema de la belleza”.

Además, sostiene que “Lo visual, lo poético es un solo lenguaje, que debe ser honesto, al borde del silencio, pero son los peores tiempos para la poesía, por la gran indiferencia”.

Zurita, quien recientemente obtuvo el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, concluye que “El arte no tiene importancia. En un solo gesto humano hay cien mil Novenas sinfonías, Guernicas. La tarea no era hacer poesía, sino hacer del mundo, un mundo decente. El arte son los escombros de una batalla que colosalmente se ha perdido”.