El argentino Marcelo Bielsa, técnico del Lille, le pegó una feroz parada de carros a un periodista cuando ofrecía una conferencia de prensa en medio del complicado momento del equipo, que una vez más volvió a perder. El rosarino abrió los fuegos acusando que el oficio del periodismo deportivo era imaginar lo peor, proyectar lo peor ante un situación adversa.

“El oficio de ustedes es ese, cuando hay riesgo convertirlo en catástrofe y cuando hay prosperidad acercarse al prospero. Por eso la compañía de ustedes es siempre despreciable”, lanzó el ex DT de la Roja, guardando para sí toda posibilidad de ocupar eufemismos o disfrazar lo que quería decirle al reportero.

Luego, al consultársele si es que se trataba de un conflicto, Bielsa lo negó de cuajo y argumentó que “para que haya un conflicto yo tengo que atribuirle a cualquiera de ustedes la potestad de enfrentarme con ustedes. Yo hago simplemente esto para desenmascararlos a todos ustedes frente al público. Simplemente eso. No a todos, eh. Hay excepciones en esto. Hago esto para que el público sepa quiénes son ustedes, ustedes como genérico, eh. Dentro del oficio de ustedes como del oficio del nuestro hay mejores y peores”.