“Es imposible que exista documentación en las Fuerzas Armadas hoy día que esté oculta y que ese ocultamiento esté guardado por un secreto o circunstancia de silencio”, con esa frase tajante, el Ministro de Defensa, José Antonio Gómez, avaló la versión del Comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, quien sostuvo que en las Fuerzas Armadas no existe más información sobre el destino de los detenidos desparecidos o de las violaciones a los derechos humanos y con ello el Ministro descató que existan pactos de silencio.

En entrevista con La Tercera, Gómez agregó “que no puedo afirmar si hay más o menos información en las instituciones, pero puedo decir que todo lo que se ha pedido (a las FF.AA.), se ha entregado”.

“Hay que hacer una distinción que no es clara en el debate público. Las FF.AA., que son los actuales militares, tienen clara conciencia de lo que es la ley y la Constitución. Entienden que son instituciones obedientes, no deliberantes”, argumentó Gómez.

Luego aclaró que “por otro lado están quienes opinan, en este caso los ex comandantes en jefe que hicieron una carta o los familiares de quienes están detenidos en Punta Peuco, que no pertenecen a la institución. La opinión de ellos es la de un civil. Aunque haya sido un ex comandante en jefe, esa distinción hay que hacerla. Uno tiende a llevar esa declaración al interior de las instituciones, y eso es un error político y estratégico. Tenemos que reconocer de una vez por todas que, reconociendo la responsabilidad institucional de las FF.AA. en las violaciones a los derechos humanos, que los actuales mandos, los actuales miembros, el más antiguo tenía 13 años en 1973. Si yo sigo culpando a las actuales FF.AA. de los delitos y crímenes cometidos por los antiguos militares, nunca voy a romper el nexo, y eso hace que alguna parte de los militares actuales sientan que están siendo atacados”, dijo el secretario de Estado.

En relación al cierre del penal Punta Peuco, Gómez sostuvo no saber “que se haya tomado una decisión”. Pero afirmó que en base a lo que él ve, el penal se encuentra “lleno”.

“En algún minuto se creyó que se podía trasladar a todos los presos a Colina. Pero con el número de presos que hay, con el número de condenas que vienen, no tienes alternativa. Todo el mundo dice ‘métanlos a una cárcel común’. Si metes a una de esas personas en una cárcel común, lo van a matar”, explicó Gómez.

Por último, aclaró que el tema del cierre de Punta Peuco es una decisión que será de la Presidenta Michelle Bachelet.