Estados Unidos “entiende” que algunos catalanes quieran hacer un referéndum sobre su independencia, pero considera que ese es un “asunto interno” de España y la posición estadounidense es la de apoyar la unidad de ese país, aseguró hoy la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

“Ciertamente entendemos que algunos en España puedan querer celebrar un referéndum. Lo entendemos, otros países lo han hecho. Pero ese es un asunto interno, es algo que tiene que decidir ese pueblo, y nosotros apoyamos a una España fuerte y unida”, dijo Nauert en una conferencia de prensa.

La portavoz se pronunció así poco después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hablara también sobre el tema al recibir en la Casa Blanca al jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy.

“Yo solo puedo hablar por mí, me gustaría que España continuara estando unida”, afirmó Trump al ser preguntado por el referéndum por la independencia que pretende celebrar el Gobierno de Cataluña el próximo domingo.

“Creo que nadie sabe si ellos (los catalanes) van a tener un voto, creo que el presidente (Rajoy) les dirá que no van a tener un voto, pero creo que la gente se va a oponer mucho a eso”, agregó el mandatario.

En respuesta a otra pregunta posterior también sobre el tema del referéndum, Trump afirmó que él cree que los catalanes “han estado hablando de esto (la independencia) durante mucho tiempo”, pero que en encuestas “precisas” uno ve que “ellos aman su país, aman España y no se irían”.

La portavoz del Departamento de Estado, por su parte, habló en respuesta a la pregunta de si Estados Unidos apoya la posibilidad de que haya un referéndum en Cataluña, que ha sido suspendido por el Tribunal Constitucional español por considerarlo ilegal.

Ante la pregunta de por qué Estados Unidos no es más claro en su posición sobre el referéndum catalán, del mismo modo que ha dejado patente su oposición a la consulta de independencia recién celebrada en el Kurdistán iraquí, Nauert pidió no comparar ambas situaciones.

“Estos países son muy diferentes. Aunque España ha tenido muchas experiencias con el terrorismo, España no afronta la amenaza del Estado Islámico (EI) que sí enfrenta Irak. (En España) no estamos metidos en una dura batalla” contra los yihadistas, afirmó Nauert.

El Gobierno estadounidense opina que Kurdistán debería centrarse en la prioridad que supone el combate contra el EI y que sus aspiraciones independentistas podrían desestabilizar el país en un momento clave, explicó la portavoz.