Meses atrás, el Papa Francisco concedió una entrevista al medio El Observador en la que hablaba de México y de su teoría de por qué el diablo mete la cola en ese país. Sus palabras cobran sentido tras los recientes terremotos que han sacudido a la nación azteca.

“Yo pienso que a México el diablo lo castiga con mucha bronca porque el diablo no le perdona a México que ella (la Virgen de Guadalupe) haya mostrado ahí a su hijo. Es una interpretación mía. O sea, México es privilegiado en el martirio por haber reconocido, defendido a su madre”, decía Jorge Bergoglio.

“Usted va a encontrar mexicanos católicos, no católicos, ateos, pero todos guadalupanos. Es decir, todos se sienten hijos de la que trajo al Salvador, al que destruyó al demonio. O sea, lo de la Santidad también está unido ahí. Yo creo que el diablo le pasó la boleta histórica a México, y por eso todas estas cosas”, comentaba además.