Cinco días se tomará el ministro Mario Carroza para decidir si es que somete a proceso al exfrentista Florencio Velásquez Negrete, alías “Floro”, detenido durante las últimas horas por la PDI en la comuna de Cerro Navia.

“Floro”, prófugo de la justicia desde hace 27 años, está vinculado al crimen del senador de la UDI, Jaime Guzmán Errázuriz, y al secuestro de Cristián Edwards del Río, hijo del fallecido dueño de El Mercurio, Agustín Edwards Eastman, ambos hechos acontecidos en 1991.

Carroza afirmó que está acreditada la participación en el rapto, pero en calidad de custodio, no así en la ejecución misma del hecho.

Su vínculo en la muerte de Guzmán sería de manera indirecta, como encubridor.

El ministro en visita especial para causas de DD.HH. además informó que “Floro” se rehusó a declarar, argumentando su condición de militar histórico del Frente. “Él se niega a declarar. Señala que es un militar histórico y por lo tanto no va a emitir declaraciones que puedan vincular a las otras personas del Frente Patriótico (Manuel Rodríguez), por lo tanto nuestras dudas no han sido resueltas ni han tenido respuesta”. lTambién indicó que, como se dijo, Velásquez sería uno de los informantes que tuvo “La oficina”.

Florencio Velásquez Negrete quedó en calidad de detenido e incomunicado y esta mañana, cuando fue trasladado desde el Cuartel Borgoño de la PDI hacia la Corte de Apelaciones, clamó “fue todo justo”.

S