Durante la tarde de este viernes llegaron al Palacio de La Moneda los familiares de los cuatro presos mapuche que se encuentran en huelga de hambre desde hace 115 días.

Ahí se reunieron inicialmente con el ministro del Interior Mario Fernández y luego se sumó la mandataria Michelle Bachelet, según consigna Emol.

Las familiares pidieron que Michelle Bachelet intervenga directamente en esta situación, señalando que “en sus manos se encuentra la vida de nuestros familiares”.

Las reuniones habían comenzado en la mañana, cuando llegó el alcalde de Renaico Juan Carlos reinao, en compañía de la madre de los hermanos Ariel, Benito y Pablo Trangol, además del hijo de Alfredo Talcal y los abogados Cristopher Corvalán y Pamela Nahuelcheo, parte de la defensa de los presos.

En la mañana Reinao dijo que “vamos a pedir una audiencia con ella, porque queremos levantar puentes, no muros. Este es un tema humanitario y tenemos que abordarlo de esa manera”.