En prisión preventiva deberán seguir los cuatro comuneros mapuche que mantienen una huelga de hambre desde hace 116 días.

Así lo resolvió este viernes el Tribunal de Garantía de Temuco, que de esta manera no acogió la solicitud del gobierno de rebajar las medidas cautelares para Alfredo Tralcal, Benito, Ariel y Pablo Trangol.

Lo que se pedía para estas cuatro personas eran modificar la privación de libertad por arresto domiciliario total y arraigo nacional.

En paralelo a esta situación, familiares de los comuneros se reunían con ministro del Interior en el Palacio de La Moneda.

En la audiencia de esta mañana, el juez Mauricio Torres escuchó los alegatos de los abogados defensores y del representante de la Intendencia de La Araucanía, Luis Valdebenito, quien adhería a la petición de rebajar las cautelares. Asimismo, al fiscal regional Cristián Paredes, quien ya había adelantado su oposición a la petición del Ejecutivo.
Cabe recordar que los imputados llevaban más de un año en prisión preventiva, desde que fueran formalizados en junio de 2016 por el delito de incendio con carácter terrorista. Por esta razón, por la aplicación de la Ley Antiterrorista, es que los cuatro comuneros optaron por la medida.
En esa línea, desde la Iglesia llamaron a deponer el ayuno mientras se buscan las soluciones respectivas.  “A todos quienes tienen alguna responsabilidad y participación en esta delicada situación implementar mecanismos y soluciones adecuadas que resguarden la vida de estas personas, buscando siempre verdad y la justicia a través de un debido proceso judicial”, dijeron los obispos.
A raíz del estado en que se encuentran, al tribunal sólo acudieron, y en sillas de ruedas, Pablo y Ariel Trangol, pues Alfredo Tralcal y Benito Trangol permanecen internandos en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial.