Un verdadero terremoto se produjo anoche en Canal 13 luego de que confirmara el despido de 28 personas que conformaban el área de realities de la estación televisiva.

A través de un comunicado, la oficina de comunicaciones del canal señaló que “Canal 13 está en un proceso de reorganización estructural, que en lo inmediato ha significado desvincular a 28 personas. Esta es una decisión dura, que nos obliga a dejar partir a personas y profesionales valiosos para la historia de nuestro canal, con la convicción de que es necesario hacerlo con miras a reforzar la sostenibilidad de Canal 13”.

Según consigna Las Últimas Noticias (LUN), entre los despedidos no figura el productor ejecutivo del área reality, Sergio Nakasone, sin embargo aparece su esposa, guionista y directora de contenido, Verónica Ruaro; así como también dos integrantes de su equipo:Mirko Morán y Andrés Espinoza; y el coordinador de contenidos, Álvaro Ballero.

En conversación con LUN, el propio ex chico reality reconoce que “recibí el aviso formal de mi despido, pero yo lo sabía desde el miércoles”. Al ser consultado por Nakasone, contestó que “él nos empezó a avisar uno por uno, porque finalmente éramos como una gran familia que trabajaba junta. Yo llevaba cinco años en el canal, pero había gente que llevaba mucho tiempo, como Claudia Romero, nuestra productora general, que estaba hace 35 años”.

Añadió que “Naka estaba muy afectado. Cuando hablamos se puso a llorar y lloramos abrazados, tal como lo hicimos en la final de Protagonistas de la fama (2003). Naka es un tipo duro, verlo llorar me desarmó”.

Por su parte, el hombre detrás del comercial “Yo Amo a Ballero” detalló que fue sumamente duro para Nakasone, “que creció en un barrio muy humilde de Buenos Aires, donde compartía con los vecinos hasta el azúcar que le echaban a su taza de té. Eso lo hizo valorar mucho la formación de equipos de trabajo y la mística que se logra con la gente. Naka es un tipo que se la jugó siempre por nosotros, que incluso se podía agarrar con un gerente para defender a alguno de sus trabajadores”.

El jueves, recuerda, Nakasone “nos envió un mail largo y emotivo a todos los que trabajamos con él. Incluyó a personas del equipo de Protagonistas de la fama hasta los que hacían MasterChef . Incluso se lo envió a los jurados que ya no están, como Yann Yvin, para explicar lo difícil que para él es dejar partir a su familia laboral. Nos dijo que para él ha sido terrible que lo despojen de su gente y de su mujer, porque para él es clave trabajar con ella”.

En su caso personal, Ballero reflexiona que “después del fracaso que viví cuando pasó el boom de Protagonistas de la fama aprendí a darle a cada cosa la importancia que se merece. Mi familia es fundamental, es mi pilar en la vida. El trabajo es importante, pero no es mi vida”.