El domingo más negro en la historia moderna de Estados Unidos es el que se vivió anoche en Las Vegas, cuando cientos de seres humanos padecieron un tiroteo que tuvo lugar en las cercanías de un hotel ubicado en la ciudad de los casinos.

Según relatan los testigos de la tragedia que tiene conmocionado al mundo, los disparos parecían provenir desde una azotea, cita RT.

Hasta el momento se cuentan 50 muertos y otros 2oo heridos, números que bien pudieran aumentar en el transcurso de la jornada.

El hecho se produjo mientras se desarrollaba el festival de música country Route 91, celebrado cerca del hotel Mandalay Bay Casino.

Por el momento se sabe que el sospechoso de la masacre es un residente del Estado de Nevada, quien fuera abatido por la policía local tras el operativo realizado.

Las autoridades, en tanto se encuentran buscando a Marilou Danley, otra sospechosa que acompañaba al tirador.

“La policía nos pidió que permaneciéramos en nuestra habitación, nos quitáramos los zapatos y cerrásemos las puertas”, relata una turista suiza al portal “20 Minutos”.

Como se dijo, se trata de la peor matanza en el país del norte desde los atentados a las Torres Gemelas y el ataque en Orlando el año pasado.