En agosto, la economía chilena creció 2.4%. Pero eso no es lo importante. Lo medular del dato es que se confirma que la minería, motor de la actividad nacional, parece haber salido del pozo negro en que se encontraba.

Según las cifras que entregó temprano el Banco Central, el Imacec minero trepó 9.2%, cifra que que se ubica en un 1.5% por sobre la anterior.

“Lo que ocurrió con la minería, no sólo en Chile sino que en Canadá, Australia y Perú, fue de tal violencia (…) que nos caímos en decrecimientos del orden de 20%. Pero no hay mal que dure 100 años, afortunadamente ya se nivelaron los niveles de oferta de metales y eso significa buenas noticias para las zonas mineras”, comenta el ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre.

Respecto de la cifra global del Imacec, el jefe de las finanzas públicas sostiene que “creo que ya estamos un poco más allá de los brotes verdes, estamos ya en las primeras florcitas”.

“Creo que son muy robustas las señales, pero también hay que tener cautela, no se trata de tirar la casa por la ventana. El presupuesto fiscal (para 2018) por eso es prudente, pero que el futuro se ve relativamente más estable y promisorio que el presente, caben pocas dudas”, subraya la autoridad.