Un insospechado final tuvo la denuncia que interpuso un angustiado marido (32) ante Carabineros, acusando el vil secuestro de su amada esposa (27) en la comuna de Gorbea, a 43 kilómetros al sur de Temuco.

Según consigna SoyChile, la historia se originó mientras la pareja de tortolitos disfrutaba de unas carreras a la chilena en la Ruta 5 Sur camino a Loncoche. En momentos en que ambos se retiraban del evento, el hombre dejó a su esposa en el vehículo para regresar a comprar unos completos para el camino.

Pues bien, al regresar al vehículo el hombre se llevó el susto de su vida al darse cuenta que su esposa había desaparecido.

Con el correr de los minutos y en medio de la desesperación, el protagonista de esta historia recibió el llamado telefónico de un desconocido que le confirmaba que su esposa había sido secuestrada.

Fue así como el hombre decidió comunicarse con el OS-9 de Carabineros para dar cuenta de la terrible solución que estaba sufriendo.

Las investigaciones policiales arrojaron resultados tras algunas horas: Carabineros logró comunicarse con la mujer, quien llorando les contó que estaba en la comuna de Padre Las Casas. A su vez, detalló que se encontraba tomando un bus para regresar.

Pasadas las 00:40 horas la mujer admitió a Carabineros que no fue secuestrada y que en realidad lo que sucedió fue que se fue de manera voluntaria con un amigo que la invitó a darse una “escapadita”.

Su marido la esperaba en la unidad policial, lugar en el que la mujer le confesó todo.