En una larga batalla de dimes y diretes se ha transformado la gestión en materia de delincuencia de los gobiernos de Michelle Bachelet y el de Sebastián Piñera.

Luego la actual mandataria cuestionara lo que hizo su antecesor en esta materia sacando a colación las actuales cifras de victimización, ante lo cual el ahora candidato respondió sacando la artillería pesada.

Según consigna Emol, Piñera sostuvo que “Yo no sé en qué país vive la Presidenta, porque hay dos maneras de medir la delincuencia en nuestro país”.

En este sentido la carta a La Moneda de Chile Vamos precisó que “una es la Encuesta Nacional de Víctimización que mide el porcentaje de hogares que han sido víctimas de un delito en un año determinado. Cuando llegamos al gobierno ese indice era de 30% y cuando lo dejamos lo habíamos reducido a un 22%”.

A continuación, Piñera agregó en una visita a Punta Arenas que “Es decir, un millón de chilenos se salvaron de ser víctimas de la delincuencia gracias a que la hicimos retroceder. Durante el Gobierno actual ese índice ha crecido del 22% al 27%. Es decir, 700 mil chilenos más han sido víctimas de la delincuencia producto de una política débil y antigua”.