Fuerte polémica en redes sociales ha causado el derribo de una añosa araucaria por parte de los responsables de un proyecto inmobiliario en la Avenida Irarrázabal comuna de Ñuñoa.

Ante la serie de críticas de usuarios y vecinos, el municipio local tuvo que salir a aclarar que se trata de una “Araucaria brasileña”.

Al mismo tiempo la entidad edilicia precisó que solo la araucaria chilena está protegida por las leyes chilenas, señalando además que lo ocurrido fue en un terreno privado por lo que “no podemos hacer mucho”.