Luego que se viralizara el video de una mujer que detiene su camioneta en la mitad de una calle de Las Condes, se baja, insulta a quien se le cruza y luego escapa con luz roja de un control de seguridad ciudadana, la protagonista hizo sus descargos.

Una nota del noticiario 24 Horas entrega detalles del hecho, ocurrido el pasado lunes a las 16:30 en la esquina de calles Carmencita con Isidora Goyenechea.

Incluso el alcalde Joaquín Lavín se refirió al hecho desde su gira europea, señalando que “Fallamos, actuamos mal. si una persona, insulta, ataca y humilla a otra persona, los inspectores deberían mantenerla retenida hasta la llegada de Carabineros”.

Según la jefa de seguridad de la Municipalidad de Las Condes, Javiera Benítez, la protagonista estaba en estado de ebriedad, marcando más de 1.7 gramos en la sangre.

La mujer fue identificada como Natalia Angulo, quien reconoció estar bajo efectos del alcohol, además de una combinación de pastillas psiquiátricas.

Ella sostiene que lo que muestra el video de 10 minutos “No es lo que sucedió. Mostraron lo que ellos quisieron mostrar”. Angulo sostiene que a la persona que increpó inicialmente, una vendedora ambulante, “me insultó y me escupió la cara”.

Angulo fue entrevistada por 24 Horas, aunque sin mostrar su rostro, señalando que “hace más de 15 años que tomo medicamentos siquiátricos, tengo trastorno bipolar, no es una excusa, pero mi mamá acaba de morir, estaba exasperada, eso detonó algunas cosas”.

La protagonista del día de furia señala que sólo se tomó un trago y que la combinación con medicamento generó las cosas que pasaron y que se vieron en el video.