Este viernes entregaron sus conclusiones el grupo de expertos y peritos nacionales a internacionales que realizaron la investigación por las causas de la muerte de Pablo Neruda, quien falleció el 23 de septiembre de 1973, poco después del Golpe de Estado.

Los profesionales aseguraron que la investigación determinó que la caquexia cancerosa que figuraba en su certificado de defunción no fue su causa de muerte.

En este sentido los peritos señalaron que el poeta efectivamente tenía cáncer de próstata, pero la enfermedad no le generaba un riesgo inminente de perder la vida al momento de su muerte.

Según informa Emol, luego de reunirse con el equipo, el juez Mario Carroza informó que “la caquexia está descartada. Eso está claro”.

Carroza precisó que “Las conclusiones apuntan a un tema que fundamentalmente tiene relación a una nueva toxina, que a su vez requiere de otros análisis que nos permitirán tener una conclusión definitiva”.

Según el magistrado, la investigación reveló que en uno de los molares del poeta se encontró una bacteria que tiene que ser analizada para saber si fue la causa de muerte y si existió intervención de terceros en su aparición.

“No tenemos la determinación de que efectivamente hubo intervención de terceros, sino que tenemos la posibilidad de que sí hubo intervención de terceros. Tenemos la alternativa de que también pudiese ser una muerte natural si no se confirma lo de la toxina” explicó Carroza.

De aquí a un año podría demorar el estudio de la bacteria y recién entonces se podrían tener conclusiones definitivas de la muerte del Premio Nobel.