Dos trabajadores que permanecían atrapados a 190 metros de profundidad tras un derrumbe en un pique de Taltal fueron rescatados en los primeros minutos de la madrugada de este miércoles sanos y salvos, informaron las autoridades de la zona.

“Después de 14 horas de trabajo, fueron rescatados con éxito los dos trabajadores que se encontraban atrapados”, dijo a medios locales el intendente de Antofagasta, Arturo Molina.

“Los trabajadores se encuentran con una leve deshidratación y fueron derivados al Hospital de Taltal para un chequeo médico”, agregó.

Los trabajadores fueron identificados como Luis Flores, de 42 años, y Tomás Milla Álvarez, de 53, que se desempeñaban como ayudantes de perforistas al momento del accidente.

El derrumbe en la mina “Julia”, situada en las cercanías de Taltal, a unos 1.100 kilómetros de Santiago, en la región de Antofagasta, ocurrió en la mañana del martes y afectó a cuatro trabajadores, pero dos de ellos lograron salir por sus propios medios poco después.

Según el alcalde de Taltal, Sergio Orellana, el derrumbe se produjo “por un apretón de minerales, alguna fractura”, aunque expertos del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) investigan las causas exactas del accidente.

Orellana indicó que a las 00.15 horas de este miércoles se logró el rescate de Tomás Milla y diez minutos después el de Luis Flores.

La mina es de propiedad de los empresarios Carol Bolvarán y Tomás Milla, este último hijo de uno de los trabajadores atrapados.

El Intendente Molina aseguró también que los equipos de rescate mantuvieron comunicación permanente con los atrapados y se les proporcionó oxígeno y agua a través de un ducto de ventilación de la mina.

Según los primeros informes médicos, los dos mineros presentaban signos de deshidratación, pero en buenas condiciones generales.