En diálogo con Daily Mail, Randall Fowler, hermano del actor Kevin Spacey, relata la infancia que ambos tuvieron que vivir junto a un padre que define como un nazi violador de menores.

“Había tanta oscuridad en nuestro hogar que iba más allá de lo creíble. Era absolutamente miserable”, cuenta el hombre que se gana la vida como doble de Mick Jagger.

Fowler habla de su padre como la “criatura” y “un nazi violador de niños”. Esto por haber militado en el partido Nazi americano.

El hermano de la estrella de “House of cards” cita un episodio en que su padre comienza a abusarlo tras llegar a su habitación para hablarle de abejas y pájaros.

“Desabrochó el pantalón y empezó a jugar conmigo (…) Nunca me había sentido tan abandonado… papá comenzó a realizar un acto sexual conmigo y ese fue el comienzo de mi adolescencia”.

Sobre el actor, quien acaba de confesar su homosexualidad tras las acusaciones de Anthony Rapp de haberlo acosado a los 14 años, dice que “intentó evitar lo que ocurría encerrándose en una burbuja emocional. Se volvió muy astuto. Estaba tan determinado a evitar los ‘latigazos’ que se preocupó de sus propios asuntos hasta que ya no hubo nada dentro. No tiene sentimientos”.

Dentro de las repercusiones por el caso Spacey, en los inmediato Netflix decidió poner fin a la serie “House of cards”, récord de sintonía. Para ello se busca un final.