El diputado radical, Fernando Meza (71), salió a apagar el fuego con bencina luego de que el candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez, hiciera público un mensaje de WhatsApp en que el parlamentario habla con sus colaboradores y se refiere a ME-O y su padre de la siguiente manera:

“Si el papá de Marco estuviera vivo le metería un tiro por traidor”, afirmó.

Pues bien, hoy en entrevista con Las Últimas Noticias, lejos de poner paños fríos a la polémica opta por apagar el fuego con bencina.

“Espero encontrarme cara a cara con Marco Enríquez Ominami y decirle que es un mentiroso compulsivo”, lanza de lleno Meza.

Por su parte, asegura que “la tolerancia tiene un límite. Sobre todo si debo escuchar a este energúmeno, noche tras noche en la franja presidencial, insultar a una persona que yo conozco hace más de 15 años”.

Sobre su incendiario mensaje, precisó que “hago hincapié en que estamos en presencia de una metáfora. Este señor Ominami es incapaz de reconocer una metáfora”.

“Lo que sí, es capaz de doblar las intenciones, y transforma el mensaje en un clavo ardiendo al cual se aferra para tener un poco más de publicidad”, sentenció.