Anoche, entre las 22 horas y las 00:30 de lo que ya era este martes, los ochos candidatos que tienen la intención de conducir los destinos de Chile a partir del 11 de marzo próximo, se enfrentaron en el último debate previo a la elección del domingo 19 de noviembre. Acá las mejores frases de la jornada en donde participaron Carolina Goic, Beatriz Sánchez, Eduardo Artés, Marco Enríquez-Ominami, Alejandro Guillier, Alejandro Navarro, José Antonio Kast y Sebastián Piñera.

“¿Te imaginas qué hubiera pasado si el ’89 nos hubiéramos guiado por las encuestas? Pinochet seguiría en la Presidencia de la República”, dijo la candidata de la DC, quien además remarcó que hoy “no están las condiciones para integrar al Partido Comunista a mi Gobierno (…) No quiero a ningún partido que ponga veto ideológicos para avanzar”.

Sánchez, carta del Frente Amplio, fustigó a Piñera enfatizando que “no voy a entrar a las cifras. Él hizo una promesa a los chilenos, dijo ‘voy a acabar con la delincuencia’ y eso no pasa. Digamos la verdad, seamos sinceros. Con la delincuencia no se termina, uno puede ir bajando el nivel de la delincuencia”.

Al igual que Goic, también se refirió a las encuestas. Esto tras el retroceso de las últimas semanas. “Yo miro las encuestas, pero son una cosa y otra, la elección. Creo que no nos tenemos que perder. No porque las encuestas digan algo, las elecciones ya se perdieron”, subrayó.

Eduardo Artés, candidato del partido Unión Patriótica, afirmó que en un eventual gobierno “el Parlamento tendría que obedecer la voz del pueblo. Nosotros pensamos que el pueblo mande, el pueblo movilizado, el pueblo en la calle, queremos una transformación radical”. También aludió a Ricardo Lagos y Michelle Bachelet. “No son de izquierda, por ningún motivo. Más aún, me parece que la señora Bachelet, regaloneada por el imperialismo norteamericano en ONU Mujer, es una representante de los intereses del imperialismo y no de los trabajadores”.

ME-O dijo por su parte que hay dos candidatos inhabilitados“Sebastián Piñera, cuyos ex asesores son abogados de los narcos, y Alejandro Guillier, que no dijo nada”. Además pronunció que si los resultados de esta tercera aventura presidencial no le son favorables “estaré en la casa de la unidad esa misma noche, más temprano que antes”.

Guillier planteó, apuntando a ME-O, que  “creo que las contradicciones revelan que no está seguro de lo que está diciendo y es un slogan de campaña. Yo haré todo lo necesario para tener la unidad en el sector que es el 19 de noviembre. Si él quiere convocarse y venir será bien recibido pero si él no quiere no necesita inventarme crímenes, porque no soy un crimenal”.

Navarro las emprendió contra Piñera y recordó que “el candidato Piñera, que nos recuerda que su padre fue funcionario público, despidió a once mil funcionarios públicos cuando llegó al gobierno. Nosotros no vamos a despedir a los funcionarios públicos”.

Kast, del mundo de la derecha más dura, dijo que “cada familia tiene derecho a decidir. El Estado debe tener preservativos y pastillas anticonceptivas para quienes no quieran optar por el método natural. A mí y a mi señora nos hace felices usar el método natural. Se lo recomiendo a usted, porque no nos dijo cuál usaba”. Esto en respuesta a Ramón Ulloa.

Finalmente, Piñera, en respuesta a Navarro, aseveró que “no habrá despidos masivos. Ningún funcionario público que cumpla su labor será despedido (…) pero aquellos que están como operadores políticos, no trabajando para todos los chilenos, sino que para los caciques, para los partidos, para los padrinos, efectivamente tendrán que dejar la administración pública”.

El exmandatario también fue promotor de la frase “miente, miente, que algo queda”. Atribuida erróneamente al líder de la revolución de octubre, Vladimir Lenin.