El candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, emplazó al senador Alejandro Guillier a tomar medidas contra el diputado radical Fernando Meza por unas supuestas amenazas donde incluso aseguraría que “si su padre (de ME-O), si estuviera vivo, le metería un tiro por traidor”.

En ese sentido, el cineasta le preguntó en pleno debate presidencial de Anatel si le pediría la renuncia a Meza, ante lo que Guillier contestó que “no he mandado a matar a nadie, menos a Marco”.

A renglón seguido, enfatizó que “una metida de pata de un parlamentario se aclara, no se magnifica”.

Al ser nuevamente consultado por la solicitud de renuncia por Meza, el periodista sostuvo que “se fue el tiempo” para responder, pese a que aún quedaban 7 segundos para presentar sus descargos y defensas.

“Ante la tontera, silencio”, resaltó luego Guillier.

Aquí el momento: