La cosa es así. En marzo de este año, la justicia chilena rechazó sobreseer al autodenominado “rehén” Jorge Sampaoli por un asunto vinculado con un pago por supuestas asesorías al Instituto Nacional del Fútbol (INAF), en los tiempos que el presidente de la ANFP era Sergio Jadue.

Se trataba de 200 mil dólares que el casildense supuestamente había recibido a cambio de asesorías, entre éstas charlas, al llamado INAF.

Mientras el INAF había descartado el pago, la defensa de Sampaoli -hoy DT de la selección argentina- afirmaba que eran platas por premios relacionados con el Mundial de Brasil 2014.

Pues bien, para dilucidar entonces el hecho es que el fiscal Roberto Sahr Martínez comunicó la decisión de investigar por separado de la causa madre a Sampaoli y los asistentes que tuvo en Chile. A saber, Sebastián Beccacece y Jorge Desio.

“En mérito de los antecedentes, y resultando de ello conveniente, hago presente que esta Fiscalía (…) ha decidido separar investigación respecto de los imputados Jorge Luis Sampaoli, Jorge Alberto Desio y Sebastian Andrés Beccacece”, dice el documento, consigna La Tercera.

Este mismo medio informa que entonces, en vista de la petición, es que el 13° Juzgado de Garantía de Santiago determinó abrir una causa independiente.

Cabe recordar que el supuesto pago de estas asesorías es uno de los puntos de la demanda que la actual directiva de la ANFP, que encabeza Arturo Salah, presentó el 3 de febrero del año pasado contra la administración anterior.