Neymar parece haber descargado durante la jornada toda la presión que venía arrastrando desde que dejara el Barcelona a mediados de año para fichar por el París Saint Germain. En una conferencia de prensa junto a Tite, tras la victoria de Brasil por 3-1 ante Japón, el atacante estalló en llanto. No pudo contener la emoción cuando luego de pedir que se dejaran de inventar cosas en torno a su persona, el técnico comenzó a hablar de él. De que realmente era un buen chico.

“Estoy aquí para pedirles que dejen esas historias que no tienen razón de ser”, abrió el brasileño. Luego, afirmó que “todo el mundo inventa historias sobre mi presencia en París, mis relaciones con el entrenador, con Cavani. Esas cosas no existen, no es cierto”.

Tras las aseveraciones, el exBarcelona se quejó de que “la gente espera que sea perfecto, pero tengo 25 años e intento ser mejor y crecer. Pido perdón cuando cometo errores. Soy un ser humano, lloro y a veces me levanto de mal humor, aunque la mayor parte del tiempo estoy contento”.

Luego de su intervención, Neymar demoraría menos de dos minutos para largarse a llorar y salir de la conferencia con las manos secando las lágrimas. El momento acontece cuando habla Tite.

“Llevo un año y medio trabajando con Neymar. Siempre ha sido leal. La gente ha dicho que tenemos problemas. Esto no es verdad. Es un ser humano y comete errores, nadie es perfecto, pero cuando tiene un problema con alguien, lo resuelve en el vestuario. Realmente es un buen chico”, decía el DT cuando el jugador de 25 años se para invadido por la emoción.